logo header
« Volver al listado
. 2/06/2017

Aukey es una marca de electrónica que nos tiene acostumbrados a productos de una calidad más que aceptable, sobre todo en base al precio que suelen tener dichos artículos. Esta vez hablamos del micrófono MI-W1, que no es una excepción en cuanto a la calidad/precio que suele ofrecernos la marca.

No puedo analizar un micrófono como lo haría un profesional del sonido, pero sí que lo voy a hacer desde una perspectiva muy atractiva para una, cada vez más creciente, comunidad de usuarios. Como ya sabéis (o deberíais al menos jeje) hemos comenzado una nueva aventura, WebVyC el Podcast, que lleva acompañándonos desde hace ya algunas semanas ofreciéndome a mí la oportunidad de participar en él como conductor del programa, usando este micrófono de Aukey desde la tercera grabación, después de una no muy buena experiencia usando los auriculares con micrófono de PS3.

 

UN DISEÑO SOBRIO PERO EFICIENTE

 

Lo primero el packaging. Digamos que no es la sección en la que Aukey gasta ni más dinero, ni más creatividad, pero el pack es sobrio y justo lo que podríamos esperar de él, ni más ni menos. Eso sí, sigue la imagen de otros artículos, cosa de la que no todas las marcas pueden presumir. Nada más abrir la caja nos encontramos con el micrófono sobre una “cama” de cartón que contiene los cables y el trípode. En cuanto al diseño de producto, ocurre algo parecido al packaging, aunque se ve que han arriesgado ligeramente, la apariencia es excesivamente sobria y solo se toma una licencia creativa en la forma de la cabeza que me ha recordado un poco al cuerpo del gran Cool Spot, esa pastilla roja que fue protagonista en un videojuego de plataformas de mi adorada Mega Drive.

Los materiales en los que está fabricado, aún siendo plástico, son bastante consistentes y no dan sensación de fragilidad, al menos no más que otros micrófonos de otras marcas y precios similares, pero hay que tener en cuenta, como durante todo el análisis, que estamos ante un producto de entre 15 y 20 euros en Amazon, por lo que no podemos esperar que el cuerpo del micrófono esté fabricado en materiales más costosos de producir, por lo que como digo, está bastante bien en este aspecto. Quizá lo único que sí que he notado más frágil es la rueda de volumen que incorpora, aunque también es cierto que no la he usado demasiado, la puse al máximo al principio y así lo he dejado hasta hoy, y no creo que tenga motivos para usarlo en el futuro.

 

 

GAMA MEDIA PARA UN SONIDO MEDIO/ALTO

 

La calidad del sonido está en la media de lo que hablamos, una calidad más que aceptable para la gama a la que pertenece el producto, pero es cierto que en mi caso lo he acompañado de una configuración determinada en el ordenador, debido a que al poner el volumen del micro al máximo, aumentamos también el volumen de ruido. Pero si tienes una tarjeta de sonido Realtek (es la mía, imagino que otras marcas tendrán soluciones similares), gracias a los controladores Realtek High Definition Audio, puedes cancelar este ruido como si lo hiciera un mago, lo que convierte al Aukey MI-W1 en una opción muy buena para un podcast como el nuestro, otra cosa ya es la pericia del que edita el audio (yo mismo en nuestro caso xD).

 

 

¿MEJOR QUE OTROS?

 

Comparándolo con otro micrófono que tuve hace un tiempo y de aproximadamente el mismo valor, el Aukey MI-W1 sale ganando por bastante diferencia. Al contrario que mi antiguo micro, éste viene con el cable por separado, lo que hace que podamos usar un cable jack de 3,5 mm macho o uno dividido para conectar auriculares.

El trípode que viene no es nada del otro mundo y no se puede regular, pero en realidad no es algo que preocupe para grabar audios a nivel semi profesional, al contrario es más que suficiente. Además en mi caso, uso el micrófono con un filtro de ruido para evitar los golpes, y lo tengo anclado al trípode, que aguanta perfectamente el peso añadido.

 

 

CONCLUSIONES

 

Quizá en vuestro caso seáis más exigentes y optéis por un micrófono de una gama más alta, pero creedme que el Aukey MI-W1 acompañado de una buena configuración, es una perfecta opción si estáis pensando en grabar un podcast o tener un canal de YouTube, por ejemplo. También hay que dejar claro que por muy bueno que sea el micrófono que usemos, si la grabación la hacemos mediante Skype o algún programa similar, es posible que sea dicho programa el que nos juegue una mala pasada.

Confirmar lo que vengo diciendo, teniendo en cuenta el coste del producto, personalmente aconsejo bastante este micrófono si el presupuesto que manejamos es reducido y la finalidad de la grabación es seria pero no excesivamente profesional.

Y qué mejor forma de comprobar cómo suena que escuchándolo en acción en nuestro podcast. Y ya que pasáis por ahí, no dudéis en dejarnos algún comentario.

 

Lo mejor

Lo peor

77%
Mota

David Mota Escolar

Diseñador - Redactor

dmota@videojuegosyconsolas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro Neswletter

Y entérate de todo lo que te ofrecemos. Noticias, Reviews, Hardware, Sorteos y mucho más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de éstas y de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies