logo header
« Volver al listado
. 22/06/2018

Internet nos abre muchas puertas, pero no tenemos que adentrarnos por los pasillos más chungos para encontrar apaños por muy buen precio. ¿Cómo? ¿Que si hay trampa? Claro que sí. Siempre hay trampa.

Bien, empoecemos por mirar en tu bolsillo. Saca tu móvil. Si te has interesado por este artículo, es muy probable que no sea un samsung de esos de mil pavos (madre mía, mil eurazos un móvil, ¡si le vas a rayar la pantalla en dos semanas por meterlo en el mismo bolsillo que las llaves de casa, manazas!). Es probable que tengas algo más asequible. Siempre hay que sacrificar algo: menos prestaciones, o una marca no tan reputada, lo que sea. Que total, es un teléfono, te sirve igual, ¿verdad?Bueno, pues al grano.

Para este experimento necesitaremos de la magia de oriente, concretamente de china. Yo he usado amazon, pero podéis buscar en aliexpress, wish o cualquier otra de estas páginas con envío internacional. Total, que vamos a comprar un mini proyector. Lo ponéis tal cual en el buscador, y curioseáis hasta ver uno medio decente. Los hay por entre 60 y 90 euros, pero para cumplir lo que prometo en el título, tiraremos más hacia lo primero.

Vale, antes de comprar, fijáos en las especificaciones. Según creo yo, lo más importante aquí es la resolución de salida y los lúmenes, que básicamente es la intensidad de la luz. En el caso del mío, es de 1500 lúmenes, ya veis cómo se ve en una sala a medio iluminar. Cuanto más a oscuras, mejor se verá, obviamente.

¿Recordáis que antes hablábamos de hacer sacrificios? Vale, pues a eso vamos: la resolución de estas cosas no es una maravilla. Los hay muchos que sacan la imagen a unos ridículos 320 píxeles de ancho, así que cuidado porque igual acabáis viendo cuadraditos enormes. Pero a partir de los 60 euros (por eso he puesto ese mínimo, que esto no es porque sí, aquí hay una investigación, leñe) suelen tener una resolución de 800×600, que sin ser HD* ya es algo decente.

*Recordemos que la idea de esto es tener pantallote barato. Si te sobra la pasta te pillas una megatele o un proyector de los buenos, pero posiblemente ambas opciones pasen de los mil euros.

-¡Oye, pero nos has prometido una smart TV, y esto solo es un puto proyector!

 

Bueno, calma, que aún falta la segunda parte. Es muy simple y tenemos muchas opciones. Por ejemplo, volvéis a chinolandia punto com o donde sea que habéis comprado el proyector, y buscáis un AndroidTV. En amazon los hay por menos de 30 euros, aunque si queréis algo más fiable, el fire stick de la propia amazon va chulo (es el que tengo yo, pero usad lo que os parezca). Otra opción es usar tu consola como centro multimedia. O un PC. O una tablet. O lo que os dé la gana.

Total, que hemmos gastado unos 90 euros y ahora podemos ver Netflix y demás y jugar en un pantallote. Con lo que te queda, píllate una sábana blanca en el lidl o donde quieras, y ea, ya tienes pantalla. Tu megatele por menos de 100 euros.

¿He cumplido o no?

Timoneda

Cristian Timoneda

Hago tebeos y otras chorradas para que la gente se ría. A veces lo consigo.

timoneda@webvyc.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestro Neswletter

Y entérate de todo lo que te ofrecemos. Noticias, Reviews, Hardware, Sorteos y mucho más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de éstas y de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies