logo header
« Volver al listado
. 20/07/2018

Una serie original de netflix. O eso pone en la portada. Tiene gracia que un comic que ha conseguido que hagan una serie sobre él, es decir, que tiene una cierta calidad o reconocimiento, necesite de esa serie para venderse en el extranjero. También tiene mérito, y esta parte la valoro a nivel personal, empezar haciendo un fanzine y terminar con un bombazo transmedia multinacional entre manos. Pero bueno, a lo que vamos.

La verdad es que primero vi la serie, de diez capítulos de 20 minutos. De esas series que podrían haber sido una peli muy larga, pero se beneficia del formato en episodios. Tras cinco capítulos, seguía sin saber si me estaba gustando o no, pero quería saber cómo seguía la historia. Y la terminé. Y creo que me gustó.

Total, que el otro día mi Librero de Confianza (Todo lector debería tener uno) me dijo “mírate esto que es una maravilla”. Y me encontré de nuevo con esto. Y al ojearlo y hojearlo, pasó algo. La misma, exactamente la misma sensación que con la serie. Quiero ver esto, aunque no sepa si me va a gustar. Tengo que mirar al abismo.

Que sea un tomo único siempre ayuda en estas cosas, así que lo compré (Si algún editor quiere mandarme copias de prensa, no me voy a resistir, guiño, guiño). Total, que me lo leí en nada y menos y ahora os voy a contar cositas, prácticamente sin spoilers (no existe el spoiler cero. Posiblemente, un “me ha gustado” ya sea un ligero spoiler para quien sepa de tus gustos, así que “sin spoilers” es un ideal imposible).

Venga, vamos allá.

The End Of The Fucking World va de dos adolescentes, dos casi adultos que a pesar de todo parecen incapaces de vivir en el mundo que les ha tocado. Ella, Alyssa, se ha enamorado de James, y cree que la quiere. Él, James, es un psicópata incapaz sentir nda, y la quiere. Concretamente, la quiere matar. Total, que roban el coche del padre de James y huyen a lo loco, y así comienza su aventura.

Cabe destacar que el estilo del comic es muy simple, trazo sencillo y estética cartoon underground, que no sé si existe como concepto pero no sé definirlo mejor. Narrativamente es muy directo, los capítulos son cortos y concisos y hacen avanzar rápidamente la trama. Y tiene un detalle narrativo que me gusta mucho, y es que cada capítulo está contado desde el punto de vista de uno de los personajes, alternándose.

Por otro lado, la serie respeta prácticamente todo lo que cuenta el comic, y profundiza en algunos aspectos. No sé si el autor, Charles Foster habrá participado en estos o no, pero la verdad es que, en comparación, los cambios son mínimos y bien aprovechados.

Pero entonces, ¿Vemos la serie o leemos el tebeo?

Haced las dos cosas, copón. En el orden que queráis, pero personalmente me ha gustado mucho el poder ver similitudes y diferencias entre dos medios que ya de por sí son narrativamente cercanos. Madre mía, qué pedante me ha quedado esto, ¿no?

Timoneda

Cristian Timoneda

Hago tebeos y otras chorradas para que la gente se ría. A veces lo consigo.

timoneda@webvyc.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestro Neswletter

Y entérate de todo lo que te ofrecemos. Noticias, Reviews, Hardware, Sorteos y mucho más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de éstas y de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies