logo header
« Volver al listado
. 5/11/2017

Un palacio lleno de maravillas sin igual.

 

En y un interlocutor llamado London serán nuestros únicos protagonistas en ECHO, este juego que resulta una mezcla extraña entre juego de acción e infiltración. El objetivo, a grandes rasgos, es ir avanzando por esta suerte de palacio e ir llegando poco a poco a los puntos de meta que el HUD nos marca, todo ello enmarcado en un dialogo continuo entre En y London que comentarán los acontecimientos e intentarán desgranar los misterios de este extraño lugar. Por desgracia la primera hora de juego será extremadamente lenta y se reducirá a ir cogiendo coleccionables, atendiendo a diálogos y perdiéndonos por el mapa.

A nivel jugable de este producto es su peculiar sistema de enemigos e IA. Como En irá comprendiendo según avance, los enemigos son iguales a ella, aprenden de su comportamiento en ciertos momentos y, cuando hay un apagón, reviven con las habilidades adquiridas de forma que, si les disparamos, tras el siguiente apagón podemos ser nosotros los que recibamos tiros.

Funciones aparentemente simples como cruzar el agua, subir por un ascensor o abrir puertas pueden convertirse en nuestro mayor infierno cuando vemos que todos los enemigos empiezan a hacerlo con el único objetivo de perseguirnos y matarnos. Afortunadamente también podremos “enseñarles” cosas más constructivas e inocuas como comer o tocar instrumentos musicales. Cuando nos atacan tendremos un QTE de botón repetido (círculo en PS4) fácilmente superable pero, tras escapar, estaremos un rato expuestos y, si recibimos otro ataque, será la muerte.

La mayor penalización al morir la observaremos en las tediosas pantallas de carga de unos 20 segundos que observaremos en PS4 y que nos proporcionarán buenas dosis de frustración si nos quedamos atascados en alguna parte. Las tres fases que se irán produciendo todo el rato son luz, oscuridad y apagón. Tras el apagón todos los enemigos asesinados vuelven a revivir.

Hay zonas donde el apagón se produce continuamente y esto probablemente resultará mareante a los jugadores porque, no solo dejamos de ver y perdemos el control durante los apagones sino que, al volver a revivir todos los enemigos, podemos vernos rodeados si no somos cautos.

Los disparos, saltos desde altura y demás los determina una barra de energía compuesta por triángulos y solo uno de ellos se regenera automáticamente con el tiempo. Al principio del juego solo contaremos con dos pero podremos obtener más gracias a unos dispositivos coleccionables. También habrá una barra de resistencia que decrecerá rápidamente si atacamos o corremos y tendremos que descansar para reponerla.

Hay dos tipos de coleccionables siendo los primeros los anteriormente mencionados que aumentan la energía y otros de ellos una fuente de sonidos codificados que, según recolectemos, nos proporcionarán unos mensajes que solo podremos ver si los tenemos todos. El problema es que el juego no cuenta con un mapa y las habitaciones, muy parecidas entre ellas, nos desorientarán y harán difícil la exploración meticulosa de las mismas. Todo esto, no debemos olvidarlo, mientras esquivamos a esos “clones” de nosotros mismos que quieren matarnos.

En cierto sentido esta obra nos puede recordar un poco a la película “Cube” o al juego “Resident Evil 4” por la sensación de acoso. Una de las formas de sobrevivir será ocultándonos de esos “clones” a lo “Metal Gear” pero no contaremos con la capacidad ofensiva del bueno de Snake para defendernos si nos pillan.

Dependiendo del nivel de habilidad del jugador, este juego puede llegar a ser bastante frustrante. Si no somos buenos ocultándonos los “clones” tardarán poco en rodearnos y, tras soltarnos de uno, moriremos a manos de otro o les enseñaremos el uso del arma con las consecuencias que esto conlleva. Durante las fases de oscuridad podremos jugar libremente sin enseñar a la IA pero nuestra visibilidad estará muy reducida y todo lo que matemos servirá de poco pues, en unos instantes, el total de nuestros enemigos revivirá.

Por otra parte, al no haber mapa, lo complica todo más a la hora de recolectar coleccionables. Si cogemos unos cuantos y luego morimos, nos tocará volver a buscarlos si es que nos acordamos de donde los habíamos obtenido. Encontraremos, de vez en cuando, portales que harán las veces de punto de guardado pero no vienen indicados en el HUD (salvo el uso de una función) por lo que tendremos que tener especial cuidado en memorizar su ubicación.

Las mecánicas de avance de las distintas pantallas empiezan a repetirse en poco tiempo. Habrá, por poner ejemplos, una de coger un cetro de un sitio y ponerlo en otro, otra de recolectar unos orbes azules para desbloquear un ascensor y alguna que otra más. Esta repetición de tareas acaba por ser monótona y le resta diversión al título salvo que disfrutes mucho de la ocultación e infiltración.

Este no es un juego para todo el mundo y si eres de los que prefiere la acción, probablemente no lo disfrutes. Aun así, no se puede negar su nivel de calidad y ambición en proporcionar un producto nuevo, diferente y de calidad. Su argumento es profundo y trata bien la relación entre ambos protagonistas, que sufren una evolución a lo largo de su viaje y, a su vez, nos proporcionan una perspectiva más completa del argumento del juego.

Gráficamente es un juego bonito aunque poco variado en los diseños de las habitaciones y puede llegar a cansarnos. Aun con todo, el diseño de las habitaciones y el tratamiento de la iluminación son ciertamente notables.

El apartado sonoro está bien conseguido aunque tampoco es algo que destaque si bien es cierto que consigue, junto con los gráficos, aportar una ambientación muy de ciencia ficción y casi onírica en ciertos momentos que contribuye muy bien a ponernos en la extraña situación argumental que nos propone este producto. Por desgracia tanto el audio como el texto estarán en inglés.

 Si quieres hacerte con ECHO, está disponible para PS4 y PC a través de la PS Store y en Steam con un precio de 23,99€

Lo mejor

- El apartado gráfico.

- El ambiente de ciencia ficción que se respira.

Lo peor

- Su historia.

- No hay demasiada acción.

- Solo contarémos con una simple pistola.

Love Of Gamer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro Neswletter

Y entérate de todo lo que te ofrecemos. Noticias, Reviews, Hardware, Sorteos y mucho más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de éstas y de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies