logo header
« Volver al listado
. 12/04/2018

¿Ha evolucionado tanto Far Cry desde su primera entrega hasta el 5 que ya no parece ni el mismo? Pues si, la saga Far Cry ha evolucionado tanto que ya no es lo mismo, es mejor. Se ha pasado de tener que luchar contra mercenarios y bichos en islas a luchas contra ejércitos privados, países e incluso sectas.

Una de las cosas que ha hecho muy bien Far Cry desde la tercera entrega es definir “al malo” a la perfección. Lo vimos con Vaas Montenegro en el 3, seguimos con Pagan Min en el 4 y ahora en el 5 Jacob “el padre” Seed es alguien que podemos llegar a adorar si no fuera como es.

Al igual que en los dos anteriores en Far Cry 5 ya nos muestran a nuestro peor enemigo desde los inicios en una presentación que difiere de las anteriores, ahora somos nosotros quiénes vamos a arrestar al malo. Todo va bien hasta que ¡Sorpresa! se tuerce y de cazador pasamos a ser cazados.

Junto a Jacob se encuentran sus hermanos John, Josep y Faith Seed. Cada uno defiende una de las tres zonas en las que se divide el juego pudiendo empezar por la que queramos. Son muy especiales, cosa que vemos a medida que vamos completando sus zonas y provocando el caos para llegar a ellos. Ojo con Josep, es un tipo bastante… Peculiar.

Una de las mejores cosas que tiene Far Cry 5 es la personalización. Ya no somos un personaje predefinido, ahora somos nosotros mismos, tanto hombre como mujer, siendo los novatos en el cuerpo y asignados a esta misión por qué si. No hace falta llevar la misma ropa continuamente, hay conjuntos bastante interesantes y curiosos como el de los enemigos del Far Cry Bloodragon. Cuidado, que no solo la ropa es modificable, los vehículos (coches, helicópteros, barcos, aviones o camiones) se pueden comprar y adaptar a los gustos de cada uno.

En el 3 y en el 4 debíamos cazar u obtener ciertos objetos para mejorar nuestro equipamiento, sin embargo, esto ha sido modificado en Far Cry 5. Ya no hay que cazar esa rata blanca legendaria del 4, ahora basta con conseguir puntos de talento, otra cosa que también ha cambiado, para aumentarse el equipamiento o mejorar las habilidades de ataque. Los talentos van por logros y, aunque a priori son muy fáciles, sacar todos puede ser un poco complicado pero muy entretenido.

Si nos paramos a ver la evolución entre el 4 y el 5 veremos más nitidez, un mapa mucho más cuidado y lleno de detalle que atrae a todo amante de lo bonito. Esos ríos, esos lagos, esas montañas, ojalá todo se viera así. Un punto en negativo se lo llevan los enemigos ya que prácticamente son iguales; es como si Jacob fuera la hormiga reina y estuviera continuamente poniendo huevos de los que salen los “santitos”.

Tratándose de EEUU la música de ambiente, de los vehículos y demás tiene una temática country que le da un toque especial. Far Cry 5 está traducido y doblado, como suelen venir la gran mayoría de los juegos de Ubisoft. Su doblaje está a la altura y podemos encontrar diálogos bastante curiosos, por ejemplo, “Cuidado con los baches, me dan gases, así que abre la ventana”.

Tanto si queremos jugar solos como acompañados podemos hacerlo sin problema. ¿Que no queremos seguir con la historia principal y nos apetece disparar un poco a todo lo que se mueve o cumplir una serie de desafíos? Tranquilos, el modo Arcade está para eso.

En resumen, este descanso le ha sentado a Far Cry 5 estupendamente, al igual que AC: Original, haciendo de un juego muy divertido como el 4 a algo mucho mejor con un ambiente mucho más cercano.

Lo mejor

Lo peor

javier

Javier Sanchez Torres

Redactor Jefe

jsanchez@videojuegosyconsolas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestro Neswletter

Y entérate de todo lo que te ofrecemos. Noticias, Reviews, Hardware, Sorteos y mucho más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de éstas y de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies