logo header
« Volver al listado
. 20/11/2017

Como bien sabéis soy un poco fanático de los coches. Me gustan demasiado, es más, uno de mis sueños es conducir un Ferrari, a ser posible el 458 Italia, aprender a derrapar como es debido y ser dueño de un Toyota GT86, ya que el AE86 en España es un poco bastante dificil.

Mi historia comienza en un restaurante de comida rápida cuando le regalaron a mi hermano un HotWheel de un Lotus Elise. Desde entonces no he parado y la verdad es que disfruto mucho conduciendo tanto mi coche como de forma digital en los videojuegos. Fue el Gran Turismo 3 uno de mis primeros “simuladores” de coches y ahora mismo puedo decir que tengo una gran colección de estos simuladores tanto en consola como en Pc. Obviamente todos los Forza y los Gran Turismo, del que voy a hablar en los próximos párrafos. Tras un exitoso paso por PlayStation, PlayStation 2 y PlayStation 3 ¿Seguirá el mismo éxito la saga Gran Turismo en PlayStation 4? En principio todo apuntaba que si pero según la fuertes criticas que ha recibido, por ciertas decisiones tomadas, parece justamente lo contrario.

Obviamente no voy a entrar en detalles frente a esas criticas, es decir, si son o no fundadas, tienen o no razón, simplemente voy a contar lo que veo, juego y si es disfrutable o no, independientemente de necesitar obligatoriamente conexión a internet para tener todas las opciones disponibles.

Lo primero antes de iniciar cualquier carrera profesional es aprender a manejar los coches. Como es habitual en los Gran Turismo tendremos una escuela para ello donde aprenderemos prácticamente todas las técnicas para ser el numero uno, aunque bien es cierto que la evolución de hace que estas técnicas se vuelvan instintivas y pasemos a llevar a cabo otras. El manejo es muy bueno, se nota cuando estas conduciendo un tracción trasera, un delantera o un tracción a las cuatro ruedas. Lo mismo ocurre a la hora de tomar las curvas, no es igual hacerlo con un Mazda MX5 de 160 caballos de potencia que con un Bugatti Veyron de 1200 caballos. Obviamente los frenos, la aceleración y la relación de marchas cambia de un coche a otro.

Cada coche es un mundo y las opciones para conducirlo también. Prácticamente todo es configurable para que iniciemos la partida en un modo bastante novato, sobre todo los que no tienen experiencia y las ayudas y demás se vayan poniendo más duras conforme nos vayamos adaptando.

Entre las cosas negativas lo que más molesta son los tiempos de carga. Hasta 5 minutos he llegado a esperar para una carrera, eso sí, nada corta. Al menos si se juega una segunda vez en el mismo circuito o zona la carga posterior es más rápida.

Entre los detalles más “curiosos” están los vídeos, con el logotipo de youtube abajo, en los que nos enseñan las técnicas y las distintas normas sobre todo en el modo online. La deportividad es algo que en los juegos de carreras escasea, pero tranquilos, hay un vídeo que te explica como ser un buen jugador, otra cosa es llevarlo a cabo así que no os fiéis. Otro detalle muy agradecido por parte de los desarrolladores es la oportunidad de elegir si queremos que se vea bien o si queremos una tasa de refresco estable.

La simulación es lo mas importante, sin embargo desde hace ya mucho tiempo, sobre todo en esta generacion de consolas, se viene dando mucha más importancia a los gráficos que a la diversión por jugar. Gran Turismo Sports se ve espectacularmente bien con un asfalto muy bien definido, un modelado de coches que parecen como si realmente estuvieran a nuestro lado y unos paisajes en los que, gracias al modo fotografía, podemos tomar unas fotos dignas de cualquier profesional deportivo sin necesidad de gastarse un dineral en cámaras.

Todo lo anterior esta muy bien sin embargo hay un detalle que los simuladores deben de tener, el sonido. No basta con hacer que ese coche que tanto nos gusta sea idéntico hasta en los guardapolvos de las ruedas, también es necesario que suene tal cual. ¿Gran Turismo Sport peca en este aspecto? Me alegra decir que para nada, por ejemplo, el Bugatti Veyron tiene un sonido muy característico, como un gorgoteo cuando esta en relentí que aumenta al acelerar, y este suena en el juego tal como en la vida real. No hay que decir que el sonido fino de los Ferrari o los toscos V10 americanos suenan como una orquesta filarmónica de coches cuando se juega.

En resumen, Gran Turismo Sports tiene sus cosas buenas y sus cosas malas pero si lo que buscamos en un juego de coches es la simulación y disfrutar del sonido de los deportivos sin duda cumple. Cierto es que es un juego especial, quizás no para todo los públicos, pero es un juego que aporta, además de la deleite personal, el inicio y la continuación de una afición de algo más muy difícil de explicar.

Copia cedida por Sony

Lo mejor

Lo peor

javier

Javier Sanchez Torres

Redactor Jefe

jsanchez@videojuegosyconsolas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro Neswletter

Y entérate de todo lo que te ofrecemos. Noticias, Reviews, Hardware, Sorteos y mucho más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de éstas y de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies