logo header
« Volver al listado
. 8/06/2018
Buf, qué pereza me da lo de sacar capturas y subir las fotos. Pero no todo puede ser siempre como uno quiere, habrá que ser profesionales. O sea, vosotros. O vosotras. Dejémoslo en vuesas mercedes para evitar conflictos de género. Sed lectoras (o lectores, ¡ya la he vuelto a liar!) profesionales e imaginad que hay muuuuchas más capturas de las que veáis. El doble o el triple, yo que sé.

En 1993, Lewis Dodgson se reunía en San José, Costa Rica, con Denis Nedry, un empleado de Jurassic Park descontento con su empresa, InGen. El objetivo de Dodgson era conseguir embriones de dinosaurio de InGen para que su empresa, Biosyn, hiciera ingeniería inversa y poder copiar el producto de la competencia. Imagino que ya veis por dónde van los tiros.

En 2018, se anunció un nuevo juego de Jurassic World (Esto es bueno) para móviles, gratuito. Básicamente, anunciaron Pokémon Go Pero Con Dinosaurios. Teniendo en cuenta el bombazo que fue Pokémon Go, mucho ha tardado la competencia en aprovechar el tirón con otras franquicias. La propia Niantic está trabajando en un juego ambientado en el mundo de Harry Potter, pero aparte de los típicos jueguecillos imitadores cutres hechos en 5 minutos, no ha habido una “buena copia” de Pokémon Go hasta ahora. Total, que hace unos meses nos prometieron que podríamos coleccionar dinosaurios en el mundo real mediante realidad aumentada, que una gran aventura nos espera y todas esas frases de aunciar juegos para móviles gratuitos que han acabado perdiendo su significado.

Pasaba el tiempo, y del juego no se sabía gran cosa aparte de un par de capturas y un registro previo en google play ¡una incubadora de regalo por registrarte! Así que nada, como buen fan me registré y esperé. Y esperé. Y mientras esperaba, vi que el juego lo desarrollaba Ludia (eso es malo).

Ludia es una empresa que se dedica, por lo que yo sé, a hacer juegos terribles de licencias que me gustan. Tienen las Tortugas ninja, Cómo entrenar a tu dragón, Jurassic Park, etc. Sus juegos suelen ser como esos (horribles) juegos de granjas que tenía Facebook en sus inicios y que son el recurso fácil de juego sacacuartos para móvil: construye cosas y espera muchas horas mientras no puedes hacer nada. Son antijuegos. Recolectas beneficios, los reinviertes ¡y a esperar! Bien, pues esta empresa usa esto, pero llevando lo peor de los modelos Free to play al extremo.

La larga espera termminó con una notificación de google play. Quemé los megas del móvil para descargarlo y al ataque: Bienvenidos a Jurassic World Alive.

 

Vayamos punto por punto: Primero, tiene los típicos micropagos. Bueno, no pasa nada, ya los veía venir. Compras dinero del juego a cambio de dinero real. Por cierto, las cantidades son sospechosamente parecidas a las de Pokémon Go. Segundo, los anuncios. Cuando giras un Punto de suministros (las poképaradas, sí) te sale un temporizador y un botón para ver un anuncio. Si le das y te tragas la publi, te dan más suministros. Y tercero, los tiempos de espera abusivos. Aquí el juego tiene un mérito extra, que es no plagiar un juego, sino dos. Porque no contentos con fusilar Pokémon Go, también lo hacen con Clash Royale y su sistema de cofres/lootbox. Combates, te dan una Incubadora (sí, aquí las incubadoras no incuban, las rompes y hay cosas dentro) y esperas unas horas a que se abran. De una en una, no vaya a ser que consigas progresar sin pasar por caja. Por si todo esto fuera poco, hay una serie de características capadas a no ser que pagues una membresía vip de 10 euros al mes. Vamos, se han llevado el premio gordo en este aspecto. Venga, hablemos del juego en sí.

El juego en sí.

A ver, ¿Tú has jugado a pokémon Go? Pues quítale todas las mejoras que han añadido en los últimos dos años y ya conoces el 90% de Jurassic World Alive. ¿Que si estoy siendo duro con el juego? Puede, pero es que se lo merece, porque casi todo está mal. Y no digo que no me guste, sino que tiene que mejorar mucho en muchos aspectos.

Lo básico es que tienes un mapa de tu barrio, o de dónde quiera que vivas, y en él verás (si tienes suerte) dinosaurios y puntos de suministros. Los primeros abundan más que los segundos. La verdad es que elsistema de juego está bien pensado (hasta que te topas con las limitaciones porque quieren tu dinero, claro). Simplemente, si ves un dinosaurio y está dentro de tu alcance, podrás enviar a tu dron para extraer su ADN, y entonces empieza el minijuego.

La recolección de ADN es simple: tras una pantalla de carga, vemos una vista aérea de la ciudad. Todo es azul, menos el animal, que sale en tonos rojizos, rollo visión térmica. Al tocar la pantalla controlamos el dron, y tenemos que apuntar a unas dianas que irán apareciendo por el cuerpo del dino. Al levantar el dedo, se dispara un dardo y en función de lo cerca del centro de la diana se extrae más o menos ADN. Podemos lanzar tantos dardos como queramos, teniendo en cuenta que a)son un recurso limitado que hay que reponer, y b) que el dron tiene una batería que marca el tiempo que tenemos para disparar dardos. Cuanto más lejos esté de nuestro alcance el dinosaurio, menos batería quedará para disparar.

Al terminar el minijuego de “captura”, volveremos al mapa, y cambiando a la pestaña laboratorio, podremos crear los dinosaurios de los que tengamos suficiente ADN. Solo podemos tener un dinosaurio de cada, cuando consigamos más ADN de esa especie se utilizará para subirlos de nivel, pagando, claro, un módico precio en monedas de oro, un recurso que, por lo que sé, solo sirve para esto.

Las otras pestañas que tenemos son la tienda, donde nos dan una incubadora (de mierda) cada 6 horas, la pestaña de “información”, que básicamente tiene el trailer de la película (que no he visto y pienso evitar por todos los medios hasta el estreno) y un par de enlaces, y la pestaña de la Arena de combate, que se activa cuando consigues 4 dinosaurios.

El combate puede que sea la parte más trabajada del juego. Se trata de un combate por turnos en tiempo real. O sea, que los jugadores están online a la vez, pero el juego transcurre por turnos, al estilo de los combates pokémon tradicionales. De nuestro equipo de hasta 8 dinosaurios, se eligen 4 al azar con los que deberemos luchar contra un oponente. Las habilidades están bien pensadas, con ataques que ralentizan o debilitan el ataque de los oponentes. En este aspecto en concreto sí hay una variedad de habilidades y ataques que incitan a planear una estrategia, y es un punto a favor del juego. Como decía antes, el sistema de recompensas y clasificaciones es una copia directa del Clash royale: puedes acumular hasta 4 incubadoras, pero sólo activar la cuenta atrás para su apertura en una de ellas. Como buen sacacuartos, también puedes pagar billetacos para acelerar el proceso. Ganar un combate da unos puntos que no sé ni cómo se llaman, pero te hacen avanzar de arena y subir en la clasificación global.

El apartado gráfico está bien, si no tenemos en cuenta que todo es reciclado. Los personajes, que salen menos que las moscas en un día de lluvia, son reciclados del otro juego de Jurassic World que tienen (ni lo probéis). Los modelados de los dinosaurios también. Las evoluciones, todo es reciclado (parece que sí que han reparado en gastos), y aunque visualmente queda muy bien, quizás un estilo más simplificado habría agilizado los tiempos de carga.

Venga, es hora de ir terminando: Los problemas del juego.

Jurassic World Alive tiene todos los problemas de un sistema de juego “Freemium” y de un juego promocional con una fecha de salida prefijada. Aparte de lo invasivo que resulta que te estén constantemente recordando que te lo podrías pasar mejor si pagaras, el juego tiene problemas que en otro tipo de juego no serían graves, pero que en este caso concreto embarran bastante la experiencia. No puede haber una pantalla de carga cada vez que vas a por un dinosaurio y otra cuando terminas el minijuego Y peor aún, el mapa no puede tener que cargarse desde cero cada vez que vuelves a él. El gps funciona cuando quiere, a pesar de que en pokémon go y en google maps te posiciona bien, y pierdes la mitad de los puntos de suministros simplemente porque no le da la gana ubicarte.

El sistema de PvP es, como ya he dicho, de lo mejorcito del juego, pero el sistema de recompensas, junto a lo mencionado antes, se carga por completo el espíritu del juego. Es decir, es más fácil conseguir monedas y dardos ganando combates que paseando por ahí recogiendo puntos de suministros. En dos días jugando sin moverme de casa he conseguido casi el doble del máximo de mi capacidad de dardos (no tengo muy claro qué significa ese límite si puedo rebasarlo como si nada). Lo mismo con el sistema de captura: el minijuego está bien pensado, pero requiere una precisión que, al contrario que lanzar una pokéball, no puedes dar mientras estás caminando por la calle.

En resumen: pese a lo severo que me he puesto, no me parece un mal juego. Si estás acostumbrado a tolerar las inclemencias de un free to play, y no lo comparas en exceso con su más que obvio referente, incluso puede ser bastante bueno. Total, que plagia, y plagia mal, pero lo que no plagia es lo que lo salva y está bien. Le queda mucho por pulir, pero hay que darle tiempo y dejar que la vida se abra camino.

 

Lo mejor

Lo peor

Timoneda

Cristian Timoneda

Hago tebeos y otras chorradas para que la gente se ría. A veces lo consigo.

timoneda@webvyc.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestro Neswletter

Y entérate de todo lo que te ofrecemos. Noticias, Reviews, Hardware, Sorteos y mucho más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de éstas y de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies