logo header
« Volver al listado
. 18/11/2018

Hoy tenemos entre manos V-Rally 4, un título que vuelve a las andanzas y que recordará a aquellos que crecimos con una PlayStation entre manos.

El juego es muy diferente a lo que pudimos probar a finales de los 90, con un apartado visual que quita el hipo y que por supuesto está mucho más a la orden del día. El juego está marcado por un apartado visual en los que disfrutaremos de unos modelados de coches muy buenos, y de todas las épocas. Es decir que tendremos desde los últimos coches de Rallye, hasta los antiguos Mini Cupra, o incluso Lancia Delta Integrale.

Al arrancar el juego no tendremos mucho donde elegir, aunque veremos varios modos de juego. El modo V-Rally es un modo “historia” donde nosotros mismo haremos lo que nos dé la gana. Es verdad que al principio estaremos guiados por una voz doblada al castellano que nos mandará todos los pasos a seguir, y donde descubriremos las carreras de Rally, las etapas o los modos Cross, donde podremos participar contra otros 5 coches controlados por la IA.

Al darle una vuelta a todo, notaremos que el juego requiere cierta pericia para controlarlo al máximo. Algo muy chulo, ya que al final estamos ante un juego de Rally, y las distintas pistas (asfalto, nieve, o grava) cambiara nuestro estilo de conducción.

El sonido en si es bueno, los motores rugen de forma diferente, y no es lo mismo conducir un coche de pocos caballos, que uno de los últimos Subaru Impreza. Además, los entornos están perfectamente ambientados. Si es cierto que nos rechina un poco que el público sea más estático que una piedra, cosa que hoy en día se puede solucionar con animaciones predefinidas que dan más realismo y no nos encontramos con personajes inertes que hacen de público. Eso le quita realismo al juego.

Otro de los puntos que le quita algo de realismo es que, en sí, V-Rally 4 es muy arcade. No estamos ante un Gran Turismo, o un Forza que, si pretende dar sensaciones realistas a los jugadores, pero si veremos que con un botón podremos reaparecer en pista (con la salvedad de que perdemos segundos, claro), y a veces las físicas de los coches –algo típico en esta saga- es demasiado volátil y los coches salen demasiado despedidos. Entendemos de nuevo que es un coche de Rally, pero algo más de peso no hubiese estado de más.

Por lo demás el juego es muy completo: podremos tunear el coche entero, cambiarle piezas, contratar mecánicos, ingenieros, jefes de equipo, en fin… de todo. Y eso es algo a alabar de este videojuego.

Desde luego, si te gustan los Rally, no lo dudes, estas ante uno de los mejores exponentes, pero cuidado, porque no es un juego de simulación, y esto podría causar rechazo a mucho de los que están acostumbrados a sagas de simulación.

Lo mejor

Lo peor

Bern

Bernardo Hernández Rodríguez

Cofundador – Director Marketing y Desarrollo de Negocio

bhernandez@videojuegosyconsolas.net

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestro Neswletter

Y entérate de todo lo que te ofrecemos. Noticias, Reviews, Hardware, Sorteos y mucho más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de éstas y de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies