logo header
« Volver al listado
. 28/07/2017

Nihon Falcom; empresa que, aunque está empezando a ganarse cierto renombre en Occidente, ya cuenta con bastante fama en Japón, siendo 1984, tres años después de ser fundada, cuando se estrenó la saga que le permitió dar el pistoletazo de salida en el mundillo: Dragon Slayer. De esta saga nació lo que hoy en día es uno de los dos pilares de Falcom: The Legend of Heroes, cuyos principales exponentes en Occidente son Trails in the Sky Trails of Cold Steel. El otro es nada más y nada menos que la ya mítica franquicia Ys, que este año celebra su 30º aniversario.

Ys nos narra, en la mayoría de sus entregas, la historia del pelirrojo aventurero Adol Christin. Sus aventuras han pasado por prácticamente todos los sistemas dedicados a la reproducción de videojuegos (exceptuando las consolas de Microsoft) y recibiendo cambios mayores o menores en cada una de estas entregas no solo a nivel de jugabilidad, sino a nivel artístico e incluso de historia. Sin embargo, en lo que me gustaría centrarme es en las entregas más modernas, ya que son las más accesibles y, para que engañarnos, las que me engancharon durante exactamente un año. No busco un texto que rezume profesionalidad, solo quiero contagiaros un poquito de expectación por Ys VIII: Lacrimosa of Dana, por lo que no esperéis objetividad más allá de lo justo y necesario.

 

Ys I: Ancient Ys Vanished Omen

PC, PSP, Android, iOS, DS

Dando nacimiento a la grandiosa costumbre de los Ys, este juego nos presenta a un náufrago pelirrojo que despierta descubriendo que, en su afán de buscar aventuras, ha llegado a la legendaria región de Esteria, la cual está aislada del resto del mundo por una tormenta sobrenatural. Es aquí donde aAdol se le encomienda la tarea de encontrar los 7 libros de Ys y descubrir el pasado de esta tierra, así como el origen de las hordas de monstruos que campan a sus anchas en estas tierras.

El sistema de juego por el que se guía es el Bump System, un elemento realmente sencillo que consiste en chocar contra los enemigos en distintos ángulos para hacerles daño. Ahora bien, la dificultad de la mayoría de jefes y del juego en general es bastante elevada, siendo en muchas ocasiones la suerte la única diferencia entre ver cómo muere un enemigo o ver las partidas que puedes cargar, y es que en la mayoría de los casos no sabes si estás jugando a un ARPG o a un Danmaku (conocido en estas tierras como BulletHell).

Ahora bien, es imposible hablar de Ys, y básicamente cualquier juego de Falcom, sin mencionar su espectacular banda sonora. Como ya he dicho, estoy hablando de la versión más reciente del juego, es decir, Chronicles, donde las canciones se han reversionado y adaptado a estos tiempos. No solo se trata de una banda sonora de 12/10, sino que casa perfectamente con las situaciones. Ese momento en el que sales a campo abierto y suena First Steps Toward War mientras luchas con tu primer monstruo; ese momento en el que empieza a sonar Tension en la última mazmorra e incluso Final Battle cuando estás sudando para derrotar al jefe final. Y es que esos son solo tres momentos de otros tantos que se viven a lo largo de la historia de Adol, especialmente en lo que considero “la trilogía de Ys” (Ys I, II y Origin).

 

Ys II: Ancient Ys Vanished – The Final Chapter

PC, PSP, Android, iOS, DS

En este caso, tras haber descubierto la verdad sobre Esteria e Ys, Adol se encuentra en la isla flotante de Ys, donde se encuentra el origen de los monstruos. Aquí tendrá que hacer uso de su espada, así como de magia para poder devolver a la tierra de Ys a su lugar de origen y devolver la paz tras 700 años.

Al igual que en Ys I este juego hace uso del Bump System pero con un gran añadido, la magia. No solo tendremos que recurrir a estrellarnos contra los enemigos, sino que también podremos lanzarles bolas de fuego para acabar con ellos. Otro gran cambio con respecto a la primera entrega es la posibilidad de utilizar objetos en combate para recuperar vida y la del sistema de nivel, que pasa de tener como límite el nivel 65, algo que se conservará durante el resto de entregas.

Posiblemente este juego no cuente con la espectacular banda sonora del primero (aunque no se queda corto), sin embargo, el contenido de historia es muchísimo mayor que la primera parte. Además del comienzo de la historia que conocíamos a través de los libros de Ys, jugamos la conclusión de esta guerra de 700 años en la que no solo nos presentan nuevos personajes, sino que algunos que ya conocíamos toman un papel clave para su desenlace.

Cierto es que el juego no comienza de la forma más épica posible, pero una vez se llega a la recta final y las historias de ambos juegos empiezan a encajar es imposible separarse de la pantalla y dejar de jugar hasta ver quién es el verdadero jefe final y cerrar este capítulo.

 

Ys Origin

PC, PS4

Por orden cronológico ahora le tocaría a Ys: The Oath in Felghana, pero me resulta imposible hablar de Ys I y II sin hablar del origen de su historia.

La historia de Ys Origin ocurre 700 años antes que el comienzo de las aventuras de Adol. Esta entrega nos presenta las crónicas de un grupo de guerreros y magos de Ys que viajan a Esteria en busca de sus diosas, quienes desaparecen repentinamente. Entre dicho grupo encontramos a los dos personajes jugables Yunica Tovah y Hugo Fact que, aunque presenten historias muy parecidas, difieren en algunos detalles y tienen un trasfondo totalmente diferente.

Aquí es cuando nos despedimos del inolvidable BumpSystem; el sistema de juego tira más a un juego de plataformas tridimensional con elementos de rol en el que para avanzar tenemos que buscar objetos y magias y hacer uso de los mismos. De esta manera, hay que diferenciar los estilos de juego: el de Yunicase centra en cuerpo a cuerpo, y en el de Hugo abundan los ataques a distancia. Ahora bien, pese a que este sistema pueda parecer más complejo, la dificultad está muy bien adaptada y sudaremos sangre para poder avanzar por una torre llena de jefes en los que un pequeño fallo puede llegar a significar continuar o volver a ver la pantalla de título.

¿Por qué al tratarse de un “spìn-off” ocupa el tercer puesto en esta lista? Muy simple, tanto el escenario donde se desarrolla la historia, como prácticamente todos los objetos y jefes del juego son referencias a Ys I y II, explicando en muchas de estas ocasiones por qué los objetos tienen los efectos que tienen y, algo muchísimo más elaborado, por qué están en los sitios donde los encontramos con Adol. Sin embargo, los objetos no son la única referencia que encontramos en este título; casi la totalidad de su banda sonora está sacada de los dos anteriores juegos y han sido reversionadas; como por ejemplo Tower ofthe Shadow of Dead con un toque más militar u Over Drive mucho más sintética, haciendo que con cada pelea contra jefes amemos cada vez más a Falcom jdk Band.

En mi opinión, el mejor de todos los Ys; con una historia que, hablando en plata, te hace flipar en varios sentidos con su True End. Aunque para ello os recomiendo que, si le dais una oportunidad a la saga, ni se os ocurra tocar este título sin terminar Ys I y II previamente.

 

Ys: The Oath in Felghana

PC, PSP

Tras el pequeño paréntesis de Ys Origin por fin le toca a la tercera parte de las aventuras de Adol.

En este caso Adol viaja junto a Dogi (básicamente el segundo protagonista de estos juegos) a la tierra natal de este último: Felghana, donde nada más llegar descubren que ahora sus parajes están infestados de monstruos, por lo que toca buscar su origen (menuda novedad, ¿verdad?) y darle fin.

Al igual que he comentado enYs Origin, el sistema de juego es de plataformas en 3D. Prácticamente es el juego que más se ha beneficiado de este cambio, ya que en las versiones anteriores de este Ys (Ys III: Wanderers From Ys) nos encontrábamos un plataformas en 2D.

El apartado por el que destaca este juego es el diseño de mazmorras, siendo Valestein Castle su mayor exponente, junto a su Clock Tower, la cual se ha ganado una fama muy similar a la del Templo del Agua del The Legend of Zelda: Ocarina Of Time. Aunque hay que destacar también el diseño de jefes, puesto que es en este juego donde nos encontraremos algunos de los más memorables adversarios de Adol.

 

Ys: Memories of Celceta

PS Vita

Cuarta aventura de Adol, la cual tiene lugar en la Península Ibérica. Aunque sea el cuarto juego numerado, la historia tiene lugar antes que The Oath in Felghana.

En este caso, Adol llega a la ciudad de Casnan, en la región de Celceta, recordando poco más bien poco sobre su identidad y su motivo para haber viajado a Celceta. Es aquí donde Duren, quien dice conocer a Adol, decide ayudar a nuestro protagonista a recordar quién es y qué hace en esta boscosa región.

Este es el primer juego donde voy a hablar del tercer sistema de juego de esta saga, el cual comparte con Ys Seven. Dejando ya las plataformas, este juego es un ARPG en su máxima expresión, centrándose en unos combates muy rápidos donde cubrirse, esquivar y atacar en el momento justo nos ofrece una gran ventaja. Otro pilar fundamental de este sistema de juego es la rotación de personajes; y es que no solo manejaremos a Adol, sino que el grupo que llevamos está formado por tres integrantes en total que podremos cambiar en cualquier momento. Cada personaje tiene un “atributo” de ataque, distinguiendo entre: Slash, Strike y Pierce (cortante, contundente y perforante), que serán más o menos efectivos en función del tipo de enemigo: por ejemplo, las babosas serán débiles a Slash, pero resistentes a Strike. A todo esto, hay que sumar que las magias han sido sustituidas por habilidades, las cuales tendrán un mayor o menor daño, área de efecto y probabilidad de aturdir al enemigo.

Es el juego de Ys más reciente de todos, habiéndose lanzado exclusivamente en PS Vita y en el que se han cambiado varios detalles de la historia, entre ellos el jefe final e incluso la incorporación de elementos que relacionan a este juego con Ys Origin, creando así un mundo mucho más integrado y continuo. Y no solo eso, como es propio de la saga, esta versión también ha visto modificada su banda sonora, dando lugar a un matrimonio perfecto entre guitarra eléctrica y violín.

 

Ys V: Lost Kefin, Kingdom of Sand

SNES

Aunque se trata de la única entrega que no ha salido de Japón, hace unos años un grupo de fans terminó un proyecto de traducción al inglés de la versión de SNES. Por este motivo, no voy a extenderme gran cosa al hablar de este juego.

Ahora Adol se encuentra en Afroca, donde escucha rumores sobre la antigua ciudad de Kefin, que desapareció sin dejar rastro. Esto hace que no se lo piense dos veces y se lance a buscar respuestas a este misterio.

De jugabilidad similar a un The Legend of Zelda en 2D, manejaremos a Adol por el mapa dando espadazos a monstruos y hierba a partes iguales.

Se considera que este título es el peor de todos los Ys, pero a mi parecer está lejos de ello. El peor de estos juegos es el siguiente y con muchísima diferencia.

 

Ys VI: The Ark of Naphistim

PS2, PSP, PC

Antes de nada, quiero avisaros que pasados los dos primeros párrafos voy a hablar de forma muy subjetiva de este juego.

En esta entrega, Adol vuelve a despertarse en las Islas de Canaantras naufragar al ser atacado por barcos del Imperio de Romun. Poco después descubrirá que la isla se ve acechada por una catástrofe que solo el portador de tres espadas mágicas es capaz de evitar.

Al igual que en Origin y The Oath in Felghana, volvemos al sistema de plataformas en 3D con la única diferencia de que no hay tantas plataformas, es por ello por lo que en esta entrega no existe utilidad para la magia más allá del combate. Ahora bien, al más puro estilo RPG, este juego cuenta con el sistema de objetos consumibles más trabajado de todos.

Ahora es cuando empieza la parte subjetiva: como ya he dicho, es el que considero como peor Ys de todos. Un sistema de combate muy pobre en comparación con lo visto en el resto de entregas (aunque hay que admitir que este es el primer juego en tres dimensiones de la saga) en el que los controles son un verdadero suplicio, especialmente en el combate aéreo, algo incomprensible en un juego donde hay un par de jefes que se centran en este estilo de combate; y una historia muy pobre donde los enemigos se presentan de forma muy vaga y acelerada. Con una banda sonora de la cual solo se salva el opening; y un jefe final que solo se puede definir con la palabra “patético”. Cada vez que encendía la PSP para intentar terminarlo, solo me daban ganas de apagarla y pasar a YsSeven olvidando que Ys VI existe.

 

Ys Seven

PSP, PC (verano 2017)

Con este título llegamos al final de las aventuras de Adol hasta la fecha.

Ahora Adol y Dogi se encuentran en Altago, al este de Afroca, donde tras un pequeño accidente con el ejército local, el propio rey pide a ambos aventureros que investiguen los terremotos que recientemente tienen lugar en este reino. De esta manera descubren que los terremotos se deben al despertar de los Cinco Dragones guardianes que buscan impedir un mal mayor.

El sistema de combate es idéntico al que he hablado en Memories of Celceta, por lo que no tiene sentido hablar mucho del tema; la única diferencia es que los “atributos” de los ataques no están definidos por el personaje que manejemos, sino por el arma que llevemos equipada.

En esta entrega se presenta un sistema de crafteo de armas bastante elaborado que da mucho juego, ya que no solo nos tenemos que fijar en los stats propios del arma, sino el tipo de ataque y, de esta manera, pensar la mejor forma de combinar los personajes para poder explotar las debilidades de los monstruos.

Tras Ys VI el listón no estaba muy alto, sin embargo, YsSeven lo salta con pérgola; mostrando una historia muchísimo mejor presentada, un desarrollo de personajes único en la franquicia; una excelente banda sonora en la que predomina el guitarreo (por lo que más queráis, escuchad Crossing Rage!y un jefe final que compensa con creces lo visto en la anterior aventura. Destacar que en esta entrega donde nos encontraremos uno de los momentos más épicos de Adol y, lo más importante, al mejor personaje secundario de todos los Ys: Tia.

Como dato curioso que os importa poco, pero que voy a escribir igualmente, me terminé el juego sin saber que existía la opción de cubrirse. Simplemente atacando y esquivando.

¿Qué podemos esperar de las próximas aventuras de Adol? Eso es algo que nos tocará descubrir en unos meses con el lanzamiento de Ys VIII: Lacrimosa of Dana, en el que la calidad de la banda sonora parece que se va a mantener, y solo eso ya es motivo para tenerlo en el punto de mira.

Es cierto que, aunque la mayoría de estos juegos están en inglés (todos menos YsOrigin de PS4 e Ys VI de PS2), el nivel requerido es bastante bajo, convirtiéndolos en títulos muy accesibles.

Eso es prácticamente todo lo que tengo que decir de cada juego por separado. Sin embargo, Ys narra las aventuras de Adol, por lo que todas ellas forman parte de una gran historia. Aunque en el momento de jugar a uno de estos juegos pienses “bueno, no es mal juego”, es el conjunto de todos los juegos lo que te hace darte cuenta que has disfrutado con todos y cada uno de los paso que has dado en la piel de Adol, todos esos temazos que han ido sonando a cada momento y que al escucharlos de nuevo te hacen evocar momentos épicos, todos los personajes, tanto compañeros de Adol como sus enemigos, que has ido conociendo y con los que has formado algún tipo de vínculo… Una gran historia en la que cada capítulo no solo es una nueva aventura, sino que aporta nuevos detalles de los capítulos anteriores, cambiando tu forma de revivirlos.

javier

Javier Sanchez Torres

Redactor Jefe

jsanchez@videojuegosyconsolas.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestro Neswletter

Y entérate de todo lo que te ofrecemos. Noticias, Reviews, Hardware, Sorteos y mucho más.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de éstas y de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies